TRUMP: El nuevo futuro de Estados Unidos y el mundo

La elección de DONALD TRUMP, ha sido una verdadera sorpresa para el mundo. Y es que, el hoy día Presidente Trump, ha sido conocido por ser un hábil administrador de las nuevas tecnologías de la comunicación. Su campaña fue sencilla y directa hacia el americano prmuro-frontera-mexico-trumpomedio radicado en los estados con más votos electorales. El contenido de su propuesta, de alto contenido nacionalista y proteccionista, parecía un contradictorio en el pleno siglo XXI de la era de la globalización. Él lanzó un reto que sus contrincantes no pudieron contrarrestar : “La globalización tiene que favorecer a Estados Unidos, sino lo hace, entonces no hay globalizarse”. Esto en términos económicos tiene elementos que hacen que EU pueda darse el lujo de cerrar esta llave, ya que resulta que es la economía que más consume productos y servicios en el mundo per capita, en otras palabras es el cliente del mundo y podría aplicarse que; “El cliente siempre tiene la razón.”

Dicho lo anterior, en menos de 20 días ha continuado con sus promesas más importantes, las cuales se convirtieron en retos, dado que grandes corporaciones y mega estructuras mundiales lo han adversado desde antes de convertirse en Presidente. Uno de estos retos;  lo constituye el muro en la frontera de EU y México, el cual tendrá un costo aproximado de 10 billones de doláres americanos. En este primer episodio, México ha tomado la peor parte, pues ha hecho una firme amenaza a toda la industria automotriz cambiando las reglas de juego, ” si quieres vender autos en EU, o lo fabricas en tu país de origen o lo vienes a fabricar a EU.”

Ahora bien, en materia de geo política militar, un carácter tan impetuoso podría amenazar la paz mundial; lo cual en mi opinión luego de analizar la conducta del magnate, para él, el tema de la guerra militar o de espionaje debe tratarse diferente a la economía. En este sentido, luchar por la paz en otras partes del mundo, no es tan importante como defender a EU del terrorismo creciente. Por lo tanto, no creo que lo veremos declarando guerras a ningún Estado, lo cual para otros miembros del consejo de seguridad es perder un aliado para mantener a las naciones de la OPEP, China, Rusia e Iran vigiladas todo el tiempo.

Estados Unidos es un país importante para el mundo, pero lo cierto es que no podemos negarle el derecho que vea hacia su interior y trate de resolver sus problemas antes de cualquier otra cosa. Este el presidente que su democracia ha escogido, y por lo tanto habría que respetar el derecho de autodeterminación de los pueblos. Por otro lado, también habría que estar vigilantes que no se vulneren los derechos de otros pueblos en el afán de buscar “AMERICA WILL BE GREAT AGAIN”.